A tener en cuenta para pasar la ITV

Las motos deben pasar la ITV al cumplir cuatro años desde su matriculación (tres años los ciclomotores), y a partir de entonces cada dos años.

La documentación a presentar es el Permiso de Circulación, la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo (Tarjeta de ITV), y el recibo del seguro.

El precio depende de la comunidad autónoma, pero esta en torno a los 30€.

Son muchos los elementos que se examinan, los que se enumeran a continuación deberías revisarlos tu mismo antes de sacar la cita.

Las luces, incluyendo frenos, matricula y catadióptrico. Claxon y cuentakilómetros.

Emisión de CO2, frenada, pérdidas de líquido, suspensiones.

La moto debe llevar montados los retrovisores y estar homologados (sólo el izquierdo en el caso de que no supere los 100 km/h)

Neumáticos homologados (o medida equivalente reseñada en tu ficha técnica). Desgaste de la goma.

Si la moto esta homologada para llevar pasajero comprueba los elementos que tuviera de casa como estriberas, asas o asiento.

Si has cambiado el escape, asegúrate de que el nuevo está homologado. Que sepas que es probable que revisen si ha sido manipulado. Cuidado con poner tapones para disminuir el sonido. Puede que no se pueda meter la sonda.

Si te echan atrás por la prueba de sonido, pide que te la hagan en el exterior. Dentro se pueden producir alteraciones en el sonido.

Para realizar la prueba de frenada es posible que te hagan subir al rodillo, aunque dependiendo de la estación puede que la pase un técnico personalmente. Es aconsejable frenar de manera lenta y progresiva. Ten cuidado en esta prueba porque no serias el primero en irte al suelo.

Si vas a ultima hora puede que los técnicos tengan mas prisa por terminar y sean algo mas flexibles en las pruebas.

Pegatina: Si tienes cúpula transparente, vale la misma que para un automóvil, caso contrario debes pedir una pegatina normal.

Para saber cual es la estación ITV mas cercana no dudes en visitar la pagina web del ministerio pinchando en el enlace:

logoitvjpg