Niños en moto ¿Con qué edad? ¿Qué hay que tener en cuenta?

¿Con qué edad se puede llevar a un niño en moto?

Una de las grandes preguntas que se hacen aquellos padres que tienen una moto es la de saber desde qué edad se puede llevar a un niño en moto. La practicidad de la moto y la comodidad para llegar, por ejemplo, al colegio, hace que muchos se planteen las dos ruedas para transportar a sus hijos. Pero para ello hay que estar atentos al “Reglamento General de Circulación”. En él se recoge que a partir de los siete años, siempre que lleguen a los estribos, y hasta los 12, pueden montar en moto siempre que el sea su madre, padre o tutor legal el que conduzca la moto. A partir de los 12 años podrán viajar con cualquier conductor como cualquier otro pasajero.

¿Que equipación elegir para el niño?

Una vez tenemos “solucionados” todos los temas burocráticos, hay que tener claro que no podemos escatimar en el equipamiento para llevar a un niño en moto.

PROTEGER LA CABEZA
Sin duda el elemento más importante es el casco de moto para niño. No vale cualquier casco y tampoco vale cualquier talla, tiene que adaptarse a las medidas de su cabeza, ya que un casco no es efectivo si no es de la talla adecuada. 

PROTEGER LAS MANOS
Las manos tampoco deben dejarse al descubierto y al igual que hemos visto en los cascos, podemos elegir guantes de moto para niño para circular por ciudad y carretera o disfrutar del campo.


¿Qué precauciones tomar?

Además de los puntos tratados anteriormente, huelga decir que nunca tenemos que perder de vista al niño y, dependiendo de su edad y pericia habrá que ayudarlo a subir o subirlo directamente. En ese punto es de vital importancia tener en cuenta que hay partes de la moto que pueden estar calientes y, por tanto, habrá que extremar la precaución. Igualmente, si enseñamos correctamente a subir y a bajar al niño, ayudándose de los estribos, ganaremos en seguridad y evitaremos en gran medida las caídas y tropiezos. Por si todo esto fuera poco, siempre hay que hacer saber al niño cuando bajarse y seremos nosotros quien se lo indiquemos para que nunca lo haga por su cuenta.

Un último factor que hay que tener presente es que siempre que llevamos pasajero puede que nuestra visión por los retrovisores se vea afectada. Por ello es importante echar un vistazo antes de ponernos en marcha y, si es necesario, variar la posición para poder ver por encima del niño.
Toda precaución es poca cuando llevas de pasajero a un menor,equípalo bien,casco,guantes y hacer posible chaqueta.

Ahora que ya sabes lo que debes tener en cuenta solamente te queda disfrutar de tu moto con tu hijo y transmitir al niño tu pasión por las dos ruedas de una manera segura.

2138032gif